Ir al contenido

¿Cómo adaptarte a un nuevo trabajo?

Contenidos de esta sección

Creando un entorno de aprendizaje

Una mujer ciega, vestida con un mandil de cocinera.

“¡Has sido contratado!” Tres palabras que serán el inicio de una nueva etapa en tu vida laboral, luego de enfrentar un largo proceso de selección. Ahora, debes adaptarte a tu nuevo empleo y al ambiente en que te desenvolverás en los próximos meses, para demostrar que el empleador no se equivocó al elegirte para este nuevo reto.Si deseas tener una experiencia de trabajo exitosa, es necesario que empieces con el pie derecho y asumas una actitud positiva. Debes estar dispuesto a recibir toda la retroalimentación posible y a entablar una buena comunicación con los demás.

Seguramente, te preguntarás si cuando ingreses a laborar, tu discapacidad será el foco de atención, es por ello que debes manejarte con toda la confianza y seguridad en ti mismo. De esta forma, demostrarás que tus capacidades son más importantes que tus limitaciones.

De la misma forma en que la empresa deberá adecuar el espacio de trabajo a tus necesidades para que tu desarrollo sea pleno, también será necesario que tú te adaptes a las políticas de la empresa y al ambiente de trabajo.

A continuación, se presentan algunos aspectos que pueden ayudarte a que el proceso de adaptación a tu nuevo empleo sea más sencillo y llevadero:

Cordialidad: A pesar de que no conozcas a nadie en la compañía, trata siempre de ser cortes y amable con todos.

Arriésgate a socializar: Ten la disposición para comunicarte con tus compañeros y para conocerlos; ellos serán las personas con las que pasarás gran parte del día.

Escucha y observa: Actúa como una esponja; es decir, ¡absorbe todo el conocimiento posible!

Conoce tu entorno laboral: Apréndete los nombres de tus compañeros y superiores, así como la ubicación de los lugares estratégicos que, por tus actividades, tendrás que visitar.

Ten paciencia: El dominar por completo tus actividades de trabajo tomará tiempo, al principio te puede costar trabajo pero, si eres constante, será más fácil.

Tal vez el proceso de adaptación sea lento; sin embargo, no te desanimes, mientras asumas una actitud de aprendizaje y de seguridad en ti mismo, te será más sencillo incorporarte a tu nuevo trabajo.

Recuerda que cuando haces algo con pasión y entrega, tu entorno se vuelve un mundo de aprendizaje y satisfacción.

Comparte en redes sociales