Ir al contenido

Autocandidatura

Contenidos de esta sección

Papel activo en la búsqueda de empleo

Horas y horas frente a la computadora mandando tu currículum a las empresas y esperar a que te llamen. Si deseas conseguir empleo, probablemente, este proceso te pueda ayudar, pero para tener mayores oportunidades es necesario que adoptes una actitud activa al momento de buscar trabajo.

Un hombre vestido como ejecutivo en silla de ruedas hablando por telefono.

Muchos de los mejores empleos no están anunciados en ningún medio, por el contrario, estos trabajos se otorgan a algún amigo, a empleados internos que quieran cambiar de puesto o a personas con buenas recomendaciones. Si tienes definidos tus objetivos laborales para determinar qué tipo de trabajo es el que buscas y quieres agotar todos los recursos que tengas a tu alcance, ¡toma la iniciativa! y haz una autocandidatura o candidatura espontánea.

¡Tomando la iniciativa!

La autocandidatura o candidatura espontánea es una de las maneras más eficaces de difundir tu currículum en las empresas y demostrar interés por incorporarte a su equipo de trabajo. Esto agregará valor a tu postulación, ya que te estarás anticipando a las necesidades de la compañía.

Si optas por este proceso, debes investigar la empresa a la que vas a postularte para saber si cubre con tus expectativas y si tu perfil encajaría en ellas. En el caso de que te vayas a postular a un puesto en particular, infórmate acerca de sus principales tareas, funciones, responsabilidades, etcétera. Hay tres formas para realizar una autocandidatura:

Por teléfono. Dirígete al área de recursos humanos de la empresa (es mejor conseguir el nombre de la persona encargada) para externar tus deseos de colaborar en la compañía y concretar una posible entrevista de trabajo.

Personalmente. Si acudes a entregar tu currículum vitae a la empresa de tu interés, es óptimo que investigues con qué persona te vas a dirigir, para que el personal encargado sepa a quien entregar la información.

Por correo electrónico. Es recomendable que llames, previamente, a la compañía para pedir el nombre y correo de la persona a quien mandarás tu currículum vitae. En el correo electrónico, externa tu disposición por concretar una entrevista y que estás abierto a que, si por el momento no hay vacantes, en un futuro seas tomado en cuenta.

El éxito de una autocandidatura radica en los aspectos que pueden ser ajenos a ti y debes estar preparado si las respuestas por parte de las empresas son negativas; sin embargo, si realizas adecuadamente este proceso, losresultados que pueden jugar a tu favor.

Comparte en redes sociales