Ir al contenido

Autoevaluando tus capacidades

Contenidos de esta sección

Aprende a conocerte a ti mismo

Una de las cosas más importantes al momento de buscar empleo, es que te conozcas a ti mismo, que sepas qué quieres hacer y para qué eres bueno. Tal vez esto pueda llevarte tiempo y esfuerzo pero, al final, identificarás el puesto de trabajo en que encajas mejor y en cuál puedes desarrollarte profesionalmente.

Un jovén vestido con corbata, trabaja en una oficina, en su silla de ruedas.

Tus capacidades son las bases que tienes para acceder al mercado laboral y obtener el empleo que deseas. Para ello, es importante que aprendas a detectar y evaluar tus fortalezas, tus habilidades, tus gustos e incluso, tus aficiones. De esta manera, establecerás una relación entre tus capacidades y el tipo de trabajo que buscas.

Para que te des una idea de cómo autoevaluarte, puedes responder las siguientes preguntas:

¿Qué sabes hacer mejor?

¿Qué es lo que más te gusta hacer?

¿Qué es lo que menos te gusta hacer?

¿Qué te gustaría poder hacer mejor?

¿En qué no consigues mejorar?

¿Cuáles son tus mayores fortalezas?

¿Qué aptitudes te faltan para destacar?

¿Cómo aprovecharías mejor tu tiempo libre?

¿Te gusta relacionarte con personas organizadas y analíticas o, prefieres las personas creativas?

¿Qué esperas del futuro, en términos profesionales?

En la medida en la que conozcas tus capacidades y descubras para qué eres bueno y qué se te dificulta, tendrás mayores oportunidades de encontrar el empleo que deseas.

Si conoces tus capacidades y tienes claros tus objetivos laborales, así como tus gustos, puedes conseguir no sólo un trabajo a tu medida, sino un trabajo en el que te sientas seguro, a gusto, motivado y con el que tengas mayores satisfacciones personales.

Comparte en redes sociales