Ir al contenido

Relación laboral con tu superior

Contenidos de esta sección

Del regaño a la crítica constructiva

La confianza es un aspecto fundamental para tu desarrollo como empleado; sin embargo, ésta se va mermando en la medida en la que las relaciones con tus superiores se ven afectadas. ¿Enfrentar un regaño laboral es enfrentar una crítica constructiva? Algunos trabajadores podrían decir que sí, siempre y cuando existan fundamentos; sin embargo, hay otros que dirían que no y permanecen a la defensiva cuando el superior les hace alguna observación.

Una mujer va por la calle en silla de ruedas con una cara triste.

Piensa cuáles han sido los motivos del regaño o llamada de atención; si es porque tus tareas no fueron hechas del todo bien, es necesario que analices cómo mejorarías tu desempeño. ¡No te desanimes!, usa los argumentos de tus superiores como una enseñanza para que tu trabajo sea mejor cada día.

Si notas que los regaños o el trato de tus superiores es excesivo y grosero, es conveniente que les hagas saber tus inconformidades de una manera educada y con argumentos sólidos, aunque, si tus superiores son inflexibles, es necesario que recurras al autocontrol para evitar situaciones incómodas.

Dirígete hacia ellos con respeto y con la mayor seguridad posible, sé directo y conciso cuando la situación lo requiera.

Si desde el comienzo de tu empleo, tus superiores y tú establecen educación en su relación de trabajo, la productividad será mayor.

Comparte en redes sociales